Incontinencia urinaria, cuestionario

Lo que a mí me pasa,… ¿es incontinencia urinaria?….

Pese a que nuestros fieles lectores ya tienen conocimientos sobre este problema por las publicaciones anteriores, podríamos “apostar” a que pocos de ellos/as han reflexionado sobre si lo que a ellos/as les pasa es a lo que nos estamos refiriendo… En raras ocasiones queremos creer que lo nuestro “no es normal”… Es por ello que en esta ocasión vamos a explicar los tipos de pérdidas de orina (incontinencias) más frecuentes que se producen así como ,al mismo tiempo, le invitamos a que conozca, contestando a unas sencillaspreguntas, si Ud. sufre de Incontinencia urinaria.

La Incontinencia urinaria de esfuerzo o de estrés es el tipo de incontinencia más común, representando más del 50 % de los casos. Ocurre especialmente en mujeres que han sufrido un parto vaginal, o como consecuencia de cambios hormonales después de la menopausia. Es ocasional en los hombres, y cuando ocurre, es como secuela de una operación de la próstata.

Se produce cuando se pierde orina durante actividades como: hacer ejercicios aeróbicos (abdominales, saltar,…) o incluso al estornudar, reir y toser. La mayor presión abdominal asociada con estos eventos, hace que la orina se escape. Los músculos del piso de la pelvis (suelo pélvico), que dan soporte a la vejiga y a la uretra, pueden estar debilitados tras el parto o durante la menopausia; este hecho puede influir en la posición de la vejiga así como en el control del esfínter, provocando los escapes de orina.

Es importante recordar que el suelo pélvico está formado por músculos y como tales, hay que recuperarlos.

La incontinencia urinaria de urgencia , también conocida como “vejiga hiperactiva”, es la definida como aquella en la que la necesidad repentina e intensa de orinar, provoca en numerosas ocasiones incapacidad de llegar al baño a tiempo.

Puede ocurrir en momentos imprevistos, tales como al dormir, después de beber una pequeña cantidad de agua, o cuando se toca el agua o la escucha correr (como al lavar los platos). Este tipo, representa entre 25 y 30 % de los casos. Por lo general, ocurre por una contracción involuntaria del músculo que envuelve la vejiga y que no es eficientemente contrarestado por el esfinter uretral, provocando finalmente el escape.

La incontinencia urinaria mixta, es una combinación de los dos tipos anteriores: las pérdidas se producen tanto al realizar esfuerzos como de forma repentina, asociada a un imperioso deseo de orinar.

Existen otros tipos (por rebosamiento, funcional,…) menos frecuentes y asociadas generalmente a enfermedades neurológicas de base (derrame cerebral, esclerosis múltiple, etc).

Existen cuestionarios validados que nos permiten adelantar, sin necesidad de una valoración previa, si Ud. está sufriendo algún tipo de incontinencia. Haciendo uso de uno de ellos (IU-4), les invitamos a que respondan a las siguientes preguntas:

1.- ¿Alguna vez sufre pérdidas accidentales e inesperadas durante el día o mientras duerme?

Sí     No

2.- ¿Pierde el control de la vejiga cuando ríe, estornuda, salta o realiza otros movimientos en los que ejerza presión en la vejiga?

Sí     No

3.- ¿Sufre pérdidas o tiene problemas para mantener el control sobre su vejiga cuando corre hacia el cuarto de baño?

Sí     No

4.- ¿Le ocurre con frecuencia que siente una necesidad inmediata y repentina de ir al baño pero no llega a tiempo?

Sí     No

5.- ¿Ha notado algún cambio en la frecuencia con la que acude al servicio?

Sí     No

6.- ¿Va al servicio más de 8 veces al día?

Sí     No

7.- ¿Lleva compresas para protegerse de pérdidas accidentales?

Sí     No

8.- Cuando planea un viaje, una salida o un acontecimiento, ¿afecta a su decisión la disponibilidad de aseos?

Sí     No

Si ha respondido “sí” a dos o más preguntas, tal vez sufra algún tipo de incontinencia urinaria, pero únicamente un especialista puede confirmarlo.

En Clínica Mohedo nos ofrecemos a que nos haga llegar su resultado (info@clinicamohedo.com). Esos datos nos ayudarán a comprender mejor su trastorno , lo que a su vez nos permitirá aconsejarle y/o recomendarle el tratamiento más adecuado a su caso pasando, indudablemente, por una valoración clínica detallada en la cuál podamos objetivar qué tipo de incontinencia sufre, sus causas y expectativas de mejora.

En próximas entregas, le informaremos de qué hacemos desde la Fisioterapia para solucionar estas pérdidas de orina. Le esperamos.

Si ha respondido “SÍ” a dos o más preguntas, tal vez sufra algún tipo de incontinencia urinaria

This entry was posted in Suelo pélvico and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>